Funcionaria distrital denuncia agresión física y verbal por parte de consejera electoral en Guanajuato

25.06.2018

POR VERÓNICA ESPINOSA 

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Rosalinda Figueroa, funcionaria del consejo distrital del Instituto Electoral del Estado (IEEG), denunció públicamente y ante el órgano de control interno del organismo a la consejera Beatriz Tovar Guerrero, a quien acusó de agredirla de manera verbal y física.

Figueroa Torres, presidenta del consejo distrital XIX con cabecera en Valle de Santiago, señaló que en el incidente se produjo en una reunión efectuada el 30 de mayo en un restaurante de esta ciudad, en la que participaban Beatriz Tovar y el consejero Antonio Ortiz, junto con los representantes de PAN y PRI ante el organismo Eduardo López Mares y José Luis Hernández Rivera.

El encuentro había sido convocado para hablar sobre algunos detalles del segundo debate de la candidata y candidatos a la gubernatura a cargo de la Comisión de Debates del IEEG, misma que preside el consejero Antonio Ortiz.

La junta había iniciado por la tarde y, alrededor de las 21:30, arribó al restaurante la funcionaria distrital, invitada por el propio consejero Ortiz.

En rueda de prensa, Rosalinda Figueroa contó que, al integrarse a la mesa donde se encontraba el grupo, la consejera Beatriz Tovar se molestó por su presencia y posteriormente la insultó y propinó una bofetada.

"Todos los presentes estaban ingiriendo bebidas alcohólicas y refieren haber estado ahí desde las 16:00 horas", relató.

"Yo llegué e ignoraba de qué se trataba la reunión, y la consejera comenzó a cuestionar mi presencia y a referir que no debía estar allí ni opinar. Cuando vi que estaba alcoholizada, intenté retirarme, pero los demás me insistieron en que me quedara. El representante del PRI trató de calmar a la consejera, pero ella me insulta, dice que soy una pendeja y me tacha de incompetente en mi trabajo".

Según refirió, Beatriz Tovar, quien es presidenta de la comisión del servicio profesional -mismo que avaló el ingreso de Rosalinda Torres a través de un concurso de oposición-, amenazó con despedirla.

En un momento, continuó narrando la funcionaria distrital, "la consejera comienza a manotear en la cara del consejero Antonio Ortiz, diciéndole que es un pendejo, y de pronto me da una cachetada con la mano derecha".

Fue entonces cuando Rosalinda Torres optó por retirarse del restaurante.

El 5 de junio, acudió ante el órgano interno de control del IEEG para presentar una relatoría de hechos, "puesto que yo tengo temor de que Beatriz Tovar tome represalias contra mí en su calidad de consejera".

Al respecto, la directora del Centro Las Libres (que acompaña a la funcionaria en esta denuncia), Verónica Cruz Sánchez, señaló que ningún acto o tipo de violencia se puede tolerar, mucho menos "viniendo de una autoridad de alto nivel, de una consejera que es parte del árbitro electoral; la consejera no tenía por qué haber ejercido esa violencia", advirtió.

El Centro Las Libres solicitará que sea el pleno del Consejo del IEEG el que tome conocimiento y desahogue la denuncia de la funcionaria distrital, "porque lo menos es que esta consejera se tiene que disculpar públicamente, una persona que ejerce esta violencia contra las personas con las que labora no debería estar ahí".

Luego recordó que, la semana pasada, el gobierno federal entregó al IEEG un reconocimiento certificando que es una instancia que cumple con la norma oficial de no discriminación e igualdad laboral, "lo que es una simulación porque (las y los consejeros) no están ocupándose de que del clima laboral del IEEG esté eliminada la violencia contra las mujeres".

Además, se refirió al contexto de la reunión en la que ocurrió la agresión de la consejera. "Se percibe un mal uso de los recursos del IEEG, utilizados para que consejeros y representantes de los partidos políticos, que no deberían sentarse a negociar bajo el influjo del alcohol, pues lo hagan y se sienten a negociar asuntos que tienen que ver con los procesos electorales".

Finalmente, Cruz Sánchez anunció que también se acudirá formalmente ante el Observatorio Estatal de Participación Política de las Mujeres para que atienda el caso. Este último organismo está integrado por las propias consejeras del IEEG, el Tribunal Electoral del Estado y el Instituto Estatal de las Mujeres.